Vivir en Parla - Noticia: Del clan de la tortilla al coletas El Clan de la Tortilla

O como repetir el ciclo 30 años después.

 

Tengo edad suficiente para recordar aquel otoño del 82. Curiosamente un 28 de Octubre, tal como hoy, era la culminación de un periodo de esperanza, de ilusiones compartidas, de sueños, de utopías finalmente conseguidas… “Gobernará Felipe” anunciaba la histórica portada del Diario Pueblo.

Cualquiera que tenga la edad del que escribe, o de ahí para arriba, seguro que también puede recordar cómo se te erizaba el pelo escuchándole hablar, o a Alfonso, o a Manolo Chaves. Se mascaba en el ambiente que empezábamos una vida nueva, que un largo periodo de oscuridad y ostracismo había llegado a su fin y que esta nueva vida por fin estaría rociada de libertad.

Las tabernas, los círculos sociales, las parroquias, los comercios… aquel verano solo se habló del cambio, de la necesidad imperiosa de acabar con todo lo viejo de una vez para poder seguir adelante. Había tanta necesidad de respirar…

Aquella foto del “Clan de la tortilla” fue un  símbolo por muchos años, un símbolo de que la juventud, la ilusión, las ganas de cambiar el mundo y la determinación podían hacer que unos cuantos desarrapados, si eran capaces de convencer a los ciudadanos de que era posible otro país, convertirían la España de pandereta y bata de cola que conocíamos en un estado moderno, libre, desarrollado y próspero.

Y fue verdad, lo consiguieron!, …por un tiempo.

30 años después, como hemos cambiado. Felipe se convirtió en la peor versión de si mismo y el socialismo fracasó, volvió a ilusionar, y volvió a fracasar. Ahora el pobre Felipe anda disfrazado de sabio vendiendo sus consejos al mejor postor, que suele ser una de esas grandes y diabólicas empresas que otrora amenazara con nacionalizar. ¡El poder para el  pueblo!  gritaba. Supongo que ahora sus consejos irán mas bien encaminados a evitar que sus patrones sean nacionalizados por el malvado Correa y sus secuaces.

¿Pero en que momento dejaron de ser hombres y mujeres respetados y admirados?, ¿cuándo dejamos de escucharlos con ilusión?, ¿qué es lo que perdió esta generación de políticos por el camino?...

Sencillamente, lo que perdemos todos con el paso del tiempo… la juventud.

Cuando uno es joven es osado, es valiente, no teme a los cambios ni a los retos por que no tiene nada que perder y todo que ganar. En cambio, a medida que se cumplen años uno va llenado la mochila de apatías, perezas, rutinas, egos, miedos… cosas que impiden que el ser humano pueda buscar soluciones diferentes ante problemas diferentes.

Después de todo lo que hemos vivido en la política los últimos años, la trama Gürtel, los eres, el caso Nóos, los innumerables casos de corrupción y todo lo acontecido en las últimas horas con la operación Púnica, ¿alguien puede pensar que esta generación de políticos sigue vigente?

La mayoría dirán que no, y yo auguro un invierno, seguido de una florida primavera, en la que un grupo de desarrapados serán capaces de convencer a esa mayoría de que para cambiar las cosas no valen las viejas recetas.

¿Sera para bien o para mal? nos vemos en Mayo de 2015.

Germán Areta

 

 

 

Si te ha gustado la noticia compartela con tus amigos aquí

Consulta el tiempo aquí
El tiempo en www.vivirenparla.com
Anuncia tu negocio en Parla
Anúnciate en www.vivirenparla.com